Futbol Femenino

Tres para ganar (Parte I)

Por Maru Burak (Tw: @Maru_Burak)

 

FÚTBOL FEMENINO

 

El Torneo Inicial 2017 de la Liga Cordobesa de Fútbol, culminó el sábado 3 de junio y el Club Atlético Racing se quedó con los lauros. Con un plantel muy unido y en sincronía, tres de las futbolistas campeonas, brindaron una entrevista exclusiva para la prensa académica. Conozcan un poquito más a Ana Daniele, Catalina y Primo y Cintia Rojo, un trío que se las trae.

 

Con 17 años, Catalina Primo es la más pequeña del plantel. Es oriunda de Río Tercero y llegó al club en 2015. Juega de extremo derecho y tiene una velocidad que deja a sus marcadoras siempre mirando cómo se aleja. Ágil, encaradora y pícara para el juego, posee una gambeta endiablada y más de una vez, ha dejado a defensas enteras como meras testigos de golazos de su autoría.

 

Proveniente de Villa Huidobro, la capitana y referente del plantel es Ana Daniele. Tiene 21 años y hace 4 que forma parte del club de Nueva Italia. Su posición es la de marcadora central y si bien su labor principal es la de proteger el área propia, no teme ir en busca del arco rival y su cuota de gol es altísima. Siempre firme y muy regular en sus actuaciones, Anita ordena y simplifica tanto la defensa como la salida del equipo.

Cintia Rojo, por su lado, es el extremo izquierdo y uno de los ases del ataque racinguista. Nacida y criada en Córdoba Capital, hace un año que arribó a La Academia y es propietaria de una diestra envidiable; sus disparos desde afuera del área suelen convertirse en verdaderos golazos. Otra de sus virtudes es que siempre busca la forma de colaborar con el equipo, retrocede para defender e intenta anticipar cada pelota que se le acerca.

Ellas son tres de las jugadoras que dirigen Alejandro Gimeno y Gabriel Pereyra y además de formar parte de un grupo de futbolistas, son amigas, compinches y buenas compañeras. Demos un breve paseo por su intimidad; pasen y lean, conozcan lo que se esconde detrás de las campeonas del Torneo Inicial del fútbol femenino de Córdoba.

PR – ¿Cómo se dio su llegada a Racing?
CP –
En 2013 vine al club a realizar una prueba para la Selección Argentina y me vio Gaby Pereyra (ayudante de campo de fútbol femenino). Me invitó a quedarme a jugar, pero como era muy chica decidí no aceptar. Un año más tarde quedé en Instituto y la verdad que no me sentía muy cómoda. Entonces Gaby me insistió para que viniera y me convenció.
AD – A mí también me trajo Gaby. Él fue árbitro en un partido de hockey que se hizo en mi pueblo. Me invitó a venir y aunque yo no quería, me insistió tanto que lo consiguió. Estoy desde 2013.
CR – Yo jugaba en Belgrano y de ahí me conocía Pereyra. Dejé el fútbol un tiempo y Gabriel me decía “vení a jugar a Racing”. Por más que le decía que no, me terminó convenciendo.
AD – ¡Todo es culpa de Gaby!

PR – Vienen de ganar el Torneo Inicial hace dos semanas. Fue un partido muy trabado que se definió en los penales. ¿Cómo lo recuerdan después del paso de estos días?
CP –
Recuerdo la semana previa al partido; fue muy intensa, pero a la vez estábamos muy tranquilas, sabíamos lo que queríamos y lo que estábamos dispuestas a dar para conseguir el campeonato. La sensación era distinta a la de las dos finales anteriores, más allá de la presión, teníamos toda la confianza.
CR – Estábamos muy seguras, como dice Cata. La preparación, las charlas entre nosotras, todo fue diferente. Apenas supimos que la final iba a ser contra Belgrano, sentimos que la íbamos a ganar.
AD – La vivimos con mucha alegría y felicidad de haber conseguido un objetivo que nos pusimos desde principios de año con todo el equipo y el cuerpo técnico. Hacemos un sacrificio enorme siempre y las chicas dejan muchas cosas.

PR – Todavía se emocionan cuando hablan de eso, se les nota.
CR –
Y sí, porque es un sacrificio que hacemos todas y lo deseábamos desde hacía mucho. Belgrano es el equipo al que siempre le querés ganar. Ya nos había pasado de perder sin merecerlo, entonces que se nos diera fue una alegría inmensa.

SE LAS TRAEN. Primo (der), Daniele (cen) y Rojo (izq), un trío a no dejar de tener en cuenta. (Prensa Racing)

Las chicas del Fútbol Femenino de Racing, se adueñaron de la primera fase del Torneo Inicial con una campaña brillante. Ganaron los 9 partidos disputados, convirtieron 37 goles y su arco finalizó invicto la zona grupal (los únicos dos goles que recibió “la acadé”, fueron en el partido culmine). Además las albicelestes fueron el conjunto con menos amonestaciones.

El presente certamen que se disputa desde el sábado 10 de junio y hasta fin de año, es el denominado Torneo Clasificatorio. En el mismo se disputarán los nueve cotejos frente a los equipos que integraron su mismo grupo, invirtiendo las localías y las siguientes diez fechas serán frente a los clubes que integraban la otra zona.

PR – Una de las cuestiones más  notorias, al menos desde lo que se percibió desde afuera, fue que el equipo se comportó como tal. Más allá de las individualidades, funcionaron como un bloque, cosa que en otros partidos no fue así. ¿Creen que esa fue una de las razones por las que pudieron ganar la final y el torneo en sí mismo?
CP –
Creo que lo fundamental fue que todas nos apoyamos, confiamos plenamente en nuestras compañeras y eso nos transforma en un equipo diferente, más allá de las individualidades.
AD – Se notó más la actitud, entramos con una confianza enorme y tirando todas para el mismo lado. Como te decía antes, esto lo teníamos planeado desde principio de año y así fue.

PR – Y la final, ¡qué partido! Ya se estaba terminando y en un segundo, una jugada desafortunada y se los empatan en tiempo de descuento. Eso es un golpe duro y sin embargo, a la hora de los penales se las vio enteras. ¿Cómo fue el proceso en esos minutos entre el empate y el momento de ir patear?
CR –
Me acuerdo que en el momento que nos empatan nos miramos con Mayra (Acevedo, la número 9) y nos dijimos: “¿Por qué se nos hace tan difícil todo?”. Después en la charla previa a los penales, agradezco a Ana porque nos levantó a todas. Eso nos ayudó muchísimo a patear bien. Realmente fue un golpe durísimo y ella nos animó con las palabras justas.

PR – ¿Algo así como “Hoy te convertís en héroe”?
AD –
Les dije que habíamos venido todas juntas y nos íbamos a ir de la misma manera fuera cual fuera el resultado.

 PR – ¿Cuál la característica que les parece intentan inculcarle Ale Gimeno y Gaby Pereyra a ustedes?
CP –
Tienen adentro mucha pasión, pura vocación por lo que hacen y más allá del dinero o lo que sea, ellos querían ganar más que nosotras. Nos transmitían eso, que habíamos llegado hasta ahí para ganar.
CR – Y lo querían por nosotras también. Ale y Gaby son testigos del sacrificio que hacemos todos los días y de lo mucho que nos cuesta, igual que a ellos.

PR – El día 10 de junio arrancó el Torneo Clasificatorio y por lo que dicen se nota que la idea es ganarlo de punta a punta. ¿Cuál es la planificación que hacen para conseguirlo?
AD –
Lo primero fue cambiar el chip. Veníamos festejando y festejando y ahora es un torneo más duro y nos preparamos de la misma manera: entrenando todos los días, sin faltar, sin poner excusas y dejando todo lo que dejamos en el primer torneo; mucho sacrificio.
CR – Antes de empezar Ale nos preguntó a todas qué estábamos dispuestas a dejar por salir campeonas y la respuesta fue que todo. Lo mismo vamos a hacer ahora, independientemente que va a ser más competitivo por los equipos que están surgiendo como Barrio Parque o Universitario que mejoraron. Nosotras estamos bien con la actitud y como grupo.

PR – ¿Cuáles son las expectativas con Racing más allá del Clasificatorio??
AD – 
El objetivo principal es ser campeonas anuales. Desde 2014 que no lo somos y estamos en 2017, por lo menos yo me planteé eso.
CP – Lo mismo. Sería el premio mayorr.
CR – TTal cual.

PR – ¿Se imaginan jugando en otros clubes, quizás en el exterior o prefieren no pensar en eso?
CP –
Ahora pienso en jugar en Racing y ganar todo acá. Después si se da la posibilidad de irse al extranjero, bienvenido sea.
AD – Debe ser muy lindo jugar afuera, pero primero está Racing.