Futbol Femenino

Tres para ganar (Parte II)

Publicado el

Por Maru Burak (Tw: @Maru_Burak)

 

FÚTBOL FEMENINO

En la primera entrega de esta entrevista especial, conocimos un poco más qué piensan, cómo sienten y la forma en que analizan su presente y las expectativas. En esta segunda mitad, vamos a poder saber cómo son Ana Daniele, Catalina Primo y Cintia Rojo en lo personal, en su relación con la familia. 

DIESTRA. La pierna derecha de Cintia Rojo ha sido culpable de hermosos goles. (Prensa Racing)

PR – Salgamos un poco de la seriedad, de las expectativas y vayamos a la intimidad del grupo. ¿Cuál es la anécdota que más recuerdan?
CR –
La última que nos pasó fue en la final. Todas queremos poner una foto de portada y ninguna puede. Es una imagen en que estamos abrazadas festejando y Catita tirada en piso, arruinando la foto. Nadie la puede usar porque en todas las tomas que hay aparece ella en el suelo.
AD – Todavía no sabemos qué quiso hacer. (Risas).
CP – Ya les dije que cortaran a la foto… (Nuevamente risas).
CR – Es muy graciosa la imagen, no podemos parar de reírnos.

PR – ¿Alguna otra que quieran compartir?
CP –
Una de la Córdoba Cup de 2015. Yo hacía un mes que estaba en el club  y le hicimos una broma a Ana Daniele: le pusimos pasta dental a las galletitas Oreo y se las comió sin ningún problema. Esa fue la primera broma que hice en Racing.

PR – ¿Son de hacerse muchas bromas?
AD –
Sí.
CP – Lo que pasó esa vez fue que nos habían llenado la cama de talco y esa fue la venganza.

PR – ¿Quién dirían que es la más bromista del plantel??
CR – 
No sé si la más bromista, pero la más loca, la más enérgica es (Sofía) Manavella. Tiene un montón de apodos porque sale con cualquier cosa.

PR – ¿Y la más seria?
CR –
Tratamos de participar todas en las bromas, pero si vamos a la más calentona, yo soy una de ellas. Creo que la otra sería Mayra; nosotras podemos hacer un montón, pero nos hacen una y nos re calentamos.

INCANSABLE. Catalina Primo se adueña de su sector y muchas veces se vuelve imparable para la defensa rival. (Maru Burak)

PR – ¿Hay jugadoras de fútbol que les guste seguir??
CR – 
Alex Morgan, de Estados Unidos. Es delantera y a veces juega por los extremos. También una que se retira ahora creo, la brasileña Marta.

PR – Es difícil encontrar los partidos del femenino para verlos…
CR –
Hoy en día por internet salen un montón y eso es buenísimo, es importante que se fomente el fútbol femenino. Antes no salía en ningún lado, ni siquiera los partidos de la selección. Ahora sí, pasan los mundiales, los sudamericanos, las olimpiadas. Está bueno que surja y me parece que más adelante va a promocionarse más.

PR – Volviendo a Racing, ¿cómo definen al equipo en un par de palabras??
AD –
Actitud.
CP –
Perseverancia y esfuerzo.
CR –
Mucha entrega. Somos guerreras.

PR – Dan la sensación de admirarse entre ustedes, no desde la obsecuencia sino desde la real admiración. ¿Se han hecho amigas o son sólo buenas compañeras? ¿Cómo es su relación?
CP –
Siempre se forjan amistades dentro de un club. Siento que todas las del plantel son amigas.

PR – Les voy a pedir que me digan algo que les guste o resalten de las dos personas que tienen al lado…
AD –
De Cata la simpatía y la alegría que le brinda al grupo; es la más peque y está pila todo el día.  Y de Cintia me gusta mucho el cambio de actitud que tuvo este año, nos sorprendió a todas.
CP – De Anita admiro la capacidad de apoyarnos. Siempre que tengo un problema lo hablo con ella y en lo personal es como un sostén. Y Cintia para mí es una crack, admiro su juego y su personalidad, como modificó algunas cosas.
CR – Quiero aclarar que hablan de mi carácter chocante; era muy calentona y me tranquilicé.
Lo que admiro de Ana es la actitud; nos trae mucha alegría y es como dijo Cata, todas tenemos problemas y no sé cómo hace ella pero pareciera no tenerlos. Capaz tenga un montón de inconvenientes y, sin embargo, no se le nota. Eso nos ayuda muchísimo, siempre está fuerte para el grupo. Es un pilar fundamental, si está bien ella, contagia.
Y de Catalina su juego también. Le he dicho reiteradas veces que nunca baje los brazos, para mí que a pesar de su edad, tiene el doble de calidad que muchas otras chicas. Y su alegría y esas ganas que tiene de romper los kinotos (risas).

PR – ¿Y cómo se toman sus familias que quieran dedicarse al fútbol?
CP – 
Yo tenía cinco años cuando empecé a jugar y a mi mamá no le gustaba mucho que digamos. Me escapaba de mi casa para irme a la canchita que estaba a dos cuadras y mamá me iba a buscar y me traía. Decía que el fútbol era para hombres. Y yo me seguía escapando, hasta que un día se dio cuenta que no podía ir en contra de eso y mi papá le dijo que si quería jugar al fútbol me dejara. Imaginate que con tres hijas mujeres, papá toda la vida quiso que alguna jugara a la pelota, así que estaba chocho. Ahí me compró mi primer par de botines. Ahora cada vez que pueden me vienen a ver.
AD – Yo los tengo lejos,
Villa Huidobro es un pueblito del sur de Córdoba. Y allá jugaba en un club con todos los varones, hasta que no se pudo más y mi papá me pasó a hockey donde era arquera. Jugué ahí hasta que Gaby me vio en un torneo escolar y me ofreció venir. Y ahora ya están acostumbrados, ¡no les queda otra! Vivo metida acá en el club, cada vez que mi mamá me llama y me pregunta dónde estoy, le digo ¡en el club! (risas).
CR – También empecé de chica y mi vieja era del no, no y no; que tenía que jugar a otra cosa… Mi viejo fue el que me acompañó y estuvo ahí. Fue él quien me llevó a Belgrano, mi primer club y el que insistió para que me tomaran pruebas. Me acuerdo que me llevaba a entrenar en bicicleta. Yo tenía doce años y papá venía de trabajar y me llevaba de ida y vuelta; un crack mi viejo. Y a mi mamá después de ver todo el sacrificio que hacíamos, no le quedó otra que aceptarlo. Ahora es la que más viene a la cancha. Además tengo un hincha fanático de Racing y de las chicas: mi sobrino Leandro.
AD –
 ¡Creo que no les queda otra!
CR – Las madres primero no quieren saber nada y después son las que están en la tribuna gritando:  ¡¡dale, dale!!

CAPITANA. Referente y líder, Ana Daniele se toma su rol con seriedad, pero no pierde la alegría. (Prensa Racing)

PR – ¿Qué les parece que tienen que cambiar de ustedes mismas en función del equipo?
CR –
Creo que lo más importante era el carácter y ya lo cambié. Lo segundo aprender a callarme con los árbitros, sé que eso las pone nerviosas. Lo otro  sería no ser tan angurrienta con la pelota. Me encanta tenerla en los pies y jugar, que no la suelto.
CP – Me pasa lo mismo, hay jugadas que decís “la tengo que soltar, la tengo que soltar” y no…
AD – En mi caso creo que callarme un poco también. Todas tenemos algo por mejorar, ninguna es perfecta, pero entrenamiento tras entrenamiento voy puliendo cosas. Hace poco que juego en este puesto y estoy aprendiendo.

PR – Les pido que cada una elija a alguna compañera para la siguiente entrevista…
CP –
Sofi Belmar.
AD – Ariana Reche. ¡Reche, para vos! (Risas) Vas a tener que hablar.
CR – Caro López, que venga a dar la cara acá. (Risas otra vez)

PR – ¿Hay algo que quisieran agregar?
CR –
A mí me gustaría agradecerle a todo Racing. Al cuerpo técnico que tenemos que es increíble. Gracias a Ale, a Gaby, a Flor (Losito, preparadora física) y a Walter (Luna, ayudante) por el aguante. También le agradezco a todas las chicas, al equipo. Y a la hinchada que nos fue a alentar en la final, jugar con ellos fue una inyección de adrenalina impresionante. Ese apoyo fue espectacular y lo agradezco un montón; espero que nos puedan visitar más seguido. A la institución, a la familia y a los amigos.
AD – Sí, lo mismo. Al equipo, al cuerpo técnico por la entrega y el sacrificio; por todo lo que dejan. Y a mi familia que está lejos.
CP –
La verdad que la hinchada en el partido se sintió muchísimo. Pero quiero agradecerle a mi hermana Sofía. Vivo con ella acá en Córdoba y es la que me banca todos los trapos.

Sacrificio, esfuerzo, entrega, perseverancia y amistad. Cinco palabras, entre otras muchas, que resumen lo que se respira actualmente dentro de éste grupo de jugadoras de fútbol, representadas en la presente entrevista por estas tres chicas que emanan pasión y amor por lo que hacen.

Aquí están, ellas son parte del espíritu del equipo campeón de la primera parte del 2017.